viernes, 4 de junio de 2010

Revuelto de espárragos y gambas


Primero preparamos los espárragos, cortándolos en trocitos con los dedos, hasta la zona donde es más difícil de cortar.

Una vez que tenemos picados los espárragos, pelaremos las gambas.

Ponemos una sartén con un poco de aceite, echamos los espárragos, y cuando estén sofritos añadimos las gambas.

Solo falta añadir los huevos y removerlos bien, con un pellizco de sal al gusto.

Cuando el huevo esta cuajado se emplata con unos trocitos de pan frito y se sirve rápidamente ya que este plato se debe comer recién hecho.


Plato fácil de elaborar y en tiempo de espárragos ideal para pasar un día de campo, buscándolos y luego saboreandolos.

Un día perfecto para hacerlo en compañia de la gente que quieres...

2 comentarios:

Pi dijo...

Me encantan los revueltos, pero el tuyo tiene una pinta exquisita. Me gusta el toque del pan frito. Y como bien dices aparte de realizar el plato, ir al monte a buscarlos es una gozada y ya de paso hago un poco de ejercicio.

Ñam, ñam, Uiiiiiii me lo estoy comiendo, es que me ha entrado un hambre.

Saludossss

La mambalina dijo...

Buenisimo el plato!

lamam